lunes, 4 de abril de 2016

¿Dónde está Jamela?

"-¡Me lo han dado! ¡Me lo han dado!-exclamó con alegría la madre de Jamela bailando alrededor de la mesa de la cocina y enseñando una carta a su hija".


Empezamos abril con una nueva propuesta de lectura. En esta ocasión, nos vamos a situar en una ciudad africana. La protagonista del cuento de hoy que nos ha prestado una buena amiga es Jamela, una preciosa niña que tiene que mudarse en breve. A ella no le gusta la idea. En ningún sitio se está mejor que en casa. Pero a su madre le han ofrecido un trabajo y una casa nueva y se siente feliz con el traslado. La abuela de Jamela, Gogo, se irá a vivir con ellas y, aunque eso parece animar a Jamela, a la pequeña no le hace ninguna gracia este tipo de planes. Ella es feliz en su hogar. 


Llega la hora de la mudanza, y se ponen a hacer los paquetes. Jamela se siente disgustada por tantas cosas nuevas sobre las que su madre y abuela conversan. Se le cae de las manos la única tetera de su madre que yace rota sobre el suelo. La abuela de Jamela le pide con cariño que vaya a empaquetar mejor sus cosas. 

Jamela ya harta de la mudanza guarda su pollo Navidad en la jaula especial que la Sra. Zibi le ha dado y también su juego de té que envuelve con mucho cuidado. Jamela decide que no soporta más este jaleo y se mete en la caja que su madre le ha dado para meter sus pertenencias. Cierra las tapas y se duerme.


Llega la hora de cargar cajas, maletas y bolsas en el camión que las trasladará. Manos Sucias y su amigo Lucky se ponen manos a la obra y con esmero guardan todo en el camión. Una vez terminada la tarea, la madre de Jamela y su abuela Gogo suben al camión y cuando se disponen a salir la madre chilla: ¿Dónde está Jamela? ¿Dónde está Jamela?

En ese momento, comienza su búsqueda ¿Os imagináis qué ocurre a continuación? Sí, Jamela despierta tras haber revolucionado a su familia, vecinos y policía. Afortunadamente, todo queda en una anécdota y, para celebrar su aparición, todos se disponen a cantar y bailar una canción de despedida.

Jamela llega a su nueva casa y, tras una primera inspección, a la pequeña parece gustarle. Esa noche, Jamela dormirá en la nueva cama de su nueva habitación de la nueva casa, pero bajo el mismo cielo de siempre. Y es que Jamela descubre que las casas están donde está el corazón.

Podemos disfrutar de este precioso cuento, escrito e ilustrado por Niki Daly, gracias a Intermón Oxfam Ediciones. Otros títulos de la serie de Jamela son El vestido de Jamela, ¿Qué hay para comer Jamela? y ¡Feliz cumpleaños, Jamela!

Os recuerdo que estamos de Sorteo AQUÍ.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...