jueves, 16 de julio de 2015

¡Oh, qué día más divertido!

"¡Ya está! ¡Ya estoy despierto!
Va a ser un día de lo más divertido.
Tengo que cepillarme los dientes, 
lavarme la cara, peinarme 
y vestirme...".


No hace mucho que descubrimos las ilustraciones de Gyo Fujikawa gracias a una buena compañera, amante de los cuentos como yo. Desde un primer momento, no pude más que enamorarme de ellas por su dulzura y belleza con cierto aire "vintage" que las hacen de lo más especial. Por supuesto, nos encanta ver que en este cuento, como en otros de esta misma autora y sin que fuese lo habitual en su época, niños de distintas razas juegan y disfrutan de su tiempo libre rodeados de naturaleza y en la que imaginación, curiosidad y manchas de barro son indicativos de una infancia feliz.


Comienza este precioso libro con los niños recién levantados, dando los "buenos días" desde las ventanas de sus casas y termina con la misma imagen en la que los niños, apunto de acostarse, se desean las buenas noches tras un día "agotadoramente" divertido. Durante el día, la diversión ha estado asegurada comiendo, jugando, columpiándose, saltando a la rayuela, disfrazándose, imaginándose lo que serán de mayores, bromeando, haciendo trastadas, cultivando un huerto, preparando limonada en verano, patinando en invierno y con muchas otras aventuras. 


La verdad es que el libro no es una historia en sí. Lo que se suceden son momentos, rimas, pequeñas historias, cancioncillas, secretos, todo ello rodeado de la inocencia de la niñez y de su magia que hacen del cuento un valioso tesoro del que seguro disfrutaréis. Os lo recomiendo muchísimo.


Si queréis saber y ver más ilustraciones de este maravilloso libro infantil, pinchad AQUÍ.

Podemos disfrutar de esta maravilla de cuento, escrito e ilustrado por Gyo Fujikawa, gracias a la Editorial Juventud.

Seguiremos en Mis cuentos cuentan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...