jueves, 9 de noviembre de 2017

La silla de Pedro

"Pedro se estiró lo más que pudo.
¡Al fin! Había terminado el edificio.

¡CATAPLUM! ¡Se vino abajo!
-¡Shhh!-dijo su mamá". 


Hoy vamos a hablaros de un cuento que se publicó por primera vez en EE.UU en 1967. Se trata de una historia entrañable que nos ha conquistado por la dulzura e inocencia de su protagonista. Además, nos mostramos felices de poder compartir en familia libros infantiles en los que sus protagonistas negrxs reflejen momentos cotidianos de vidas cotidianas no sólo contextualizados en el continente africano que normalmente contemplamos desde nuestra visión occidental muchas veces estereotipada. ¡Necesitamos libros diversos!


Pedro tiene una nueva hermanita ¡Cuántos problemas puede traer la pequeña! Desde que ella llega a casa, todo comienza a cambiar. Su padre ha pintado su cuna y su silla de comer de rosa y ahora amenaza con pintar del mismo color su preciosa silla ¡Pedro no lo va a permitir! Toma su silla, su perro Willie, su cocodrilo de juguete, una bolsa grande con galletitas y bizcochos para el perro y su foto de cuando era bebé y se va de casa. Es entonces cuando Pedro descubre algo sorprendente y le hará cambiar de opinión. Atreveros a descubrirlo porque os encantará.


Es verdad que en nuestro hogar no nos gusta y evitamos asociar el color rosa (en el cuento, se utiliza el término rosado) para las niñas y el color azul para los niños. Hemos trabajado mucho para que esto no ocurra ¡Los colores son de todxs y para todxs! Salvando este detalle y teniendo en cuenta que nuestro cuento de hoy ha sido publicado hace tanto tiempo, dada la gran ausencia de niñxs negrxs protagonistas en álbumes ilustrados en nuestra literatura infantil (la presencia de personas racializadas en la mayoría de los cuentos es realmente puntual y sólo políticamente correcta), consideramos un regalo la historia de Pedro. 

Podemos disfrutar de este cuento, escrito e ilustrado por Ezra Jack Keats, autor también de Un día de nieve, gracias a Penguin Ediciones.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


jueves, 26 de octubre de 2017

Nos fuimos todos de safari - Una aventura de números por Tanzania

"Nos fuimos todos de safari
apenas comenzó el día.
Vimos un leopardo solitario.
Arusha contó uno con alegría". 

Uno: moja



Cuando mi hijo mayor contaba con dos añitos, mi marido tuvo la oportunidad de disfrutar de un safari fotográfico por Tanzania. De allí, trajo cumplido uno de sus mayores deseos, una experiencia inolvidable con el pueblo masai, unas fotos maravillosas del Kilimanjaro y del Parque Nacional Serengueti, una preciosa camiseta para el pequeño y unas pequeñas tanzanitas que convertimos en unos bonitos pendientes para mi. Fue un viaje muy especial que recuerda con intensidad y nosotrxs le regalamos este precioso cuento para compartir sus aventuras cada vez que leemos juntos su relato.



Una tribu masai va de safari y por la emocionante sabana se encuentra con un leopardo solitario, varias avestruces, jirafas, majestuosos leones, fornidos hipopótamos y así hasta diez tipos de animales africanos, al mismo tiempo que cada unx de lxs miembrxs de la tribu cuenta hasta diez en swahili

El texto de este divertido cuento es rimado. En él, además, descubriremos un mapa de Tanzania, datos sobre el pueblo masai e información sobre cada uno de los animales que dan vida a su argumento. Se trata de un libro que invita a sus lectores a soñar, a querer explorar más allá y a participar de la diversidad del mundo. Para nosotrxs, como familia, es una joya que os recomendamos sin lugar a dudas. La belleza de sus ilustraciones nos ayuda a trasladarnos con facilidad a ese safari masai del que disfrutamos con entusiasmo y alegría. 



Por si ésto fuera poco, una parte de las ganancias de la venta de este libro es donada a la Fundación Africana para la Vida Silvestre (AWF siglas en inglés) para ayudar en sus esfuerzos a favor de la conservación de la naturaleza y el desarrollo de comunidades en Tanzania.

Podemos disfrutar de este especial cuento, escrito por Laurie Krebs e ilustrado por Julia Cairns (ilustradora también de Las crepes de Mama Panya), gracias a Barefoot Books.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.






martes, 3 de octubre de 2017

Arepita de manteca

"Arepita de manteca pa´mamá que da la teta.
Arepita de cebada pa´papá que da empanada".


En Venezuela es muy tradicional cantar a los bebés la canción de "Arepita de manteca" y a mi me encanta hacerlo aquí con mi hija mientras "manoseamos" este pequeño libro de cartón. Acompañamos el rato con divertidas palmadas, aplaudimos e incluso acabamos con un "bravooo". Lo pasamos pipa porque mi niña es divertida a rabiar. 


Si algo adoro y me conmueve de este bonito cuento que invita a compartir son las maravillosas ilustraciones de Rosana Faría (ilustradora también de Niña bonita). Dar el pecho, colechar... son el reflejo de una crianza natural y respetuosa que tanto hace falta visibilizar. No sólo eso, disfruto enormemente de su bella diversidad, del derecho a las familias "diferentes" a ser mostradas, a no ser anuladas en el mundo de la ilustración. Porque el mundo está lleno de este tipo de familias y se merecen un hueco en los cuentos para beneficio y enriquecimiento de todxs. 


Arepita de manteca ha sido uno de los 20 libros galardonados con el Premio Fundación Cuatrogatos 2016, premio otorgado a escritores e ilustradores iberoamericanos con obras de alta calidad que merecen una mayor difusión en el mundo de la lectura y educación por sus valores literarios y plásticos. 

Podemos disfrutar de este libro ilustrado infantil gracias a Ediciones Ekaré.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Seke y su amigo Tragamoscas

"Seke es un niño africano
que vive en Mabesseneh, 
el mayor de cuatro hijos
de Aminata y Mohamed, 
son sus hermanas pequeñas
Sorie, Fatmata y Babeth.

En su casa también viven
Elizabeth, oncul John
y su amigo Tragamoscas,
un pequeño camaleón 
que le sigue a todas partes
y que cambia de color". 


Cuando los medios de comunicación nos informan de lo que pasa en el mundo, en contadas ocasiones nos hacemos eco de terribles tragedias que acontecen en zonas o países no occidentales. De sobra es sabido que nos duele más aquello que amenaza o se acerca de alguna forma a nuestra modo de vivir. El caso es que leer o escuchar aquello de deslizamiento de tierras e inundaciones en Freetown, Sierra Leona, por lluvias torrenciales... 400 muertos, más de 600 desaparecidos... puede entristecernos momentáneamente pero se nos pasa rápido. Así somos y así estamos de deshumanizadxs, valemos lo que valemos según donde nacemos. En nuestra familia, y a nuestra manera, intentamos compartir nuestra suerte. Hoy leemos con vosotrxs un cuento solidario: Seke y su amigo Tragamoscas.


Seke es un niño de un pequeño poblado de Sierra Leona llamado Mabesseneh. Seke (¡Hola! en idioma temne) amanece cada día en busca de agua al pozo para su familia. Luego, Seke camina hacia la escuela. Allí, disfruta estudiando, sobre todo, biología y geografía. A su regreso de la escuela, Seke lee El Corán y, de nuevo, busca leña para cocinar y, con todo, aún queda tiempo para jugar al fútbol. Con esta intensa actividad, Seke crece feliz con la permanente compañía de su camaleón Tragamoscas. 


Un día, como la mayoría de los niñxs de esta región africana, enferma de malaria y durante su estancia en el Saint John of God Hospital, uno de los más importantes del país, decide que será médico y curará a lxs niñxs. Y así será. Seke se convertirá en un doctor especial y muy querido en su pueblo. 


Con la compra de un ejemplar de este estupendo libro ilustrado contribuyes al programa Apadrina un tractament de la Obra Social Sant Joan de Déu, cuyo objetivo es costear los gastos de hospitalización de los niñxs enfermxs en Mabesseneh y que, este año, cumple ya diez años de existencia.

Podemos disfrutar de este cuento, cuyo texto e ilustraciones pertenecen a  Xavier Krauel, gracias a Editorial Gustavo Gili y se incluye en la colección de Los cuentos de la cometa

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


lunes, 28 de agosto de 2017

Doctora Juguetes

"Donny estaba dibujando y llamó a Doc para que viera su obra de arte.
-¡Es un elefante azul comiendo arándanos!- explicó Donny".



Comenzar a leer cuentos a una niña de dos años no es tarea fácil si se trata de una niña "ardillita" (inteligente, rápida y divertida) como mi hija. Es tanta su curiosidad, como es normal a esta edad, que su atención a la lectura todavía es breve. Con todo, poco a poco, va cogiéndole el gusto a que su madre, padre o hermano dediquen un ratito a compartir con ella sus primeros cuentos. El clásico ¿Dónde está Spot? de Eric Hill y Doctora Juguetes de Disney se han convertido por el momento en sus favoritos. Hoy compartimos con vosotrxs éste último. 

Doc es una niña de seis años que, gracias a su estetoscopio mágico, regalado por su abuela, puede hacer que sus juguetes cobren vida y así hablar y vivir con ellos divertidas aventuras. Cada vez que un juguete tiene un síntoma o problema, Doc le hace un chequeo para poder repararlo y así anotar el diagnóstico en el "Gran libro de pupas". 



En este pequeño cuento, cuando Donny, hermano de Doc, se va a enseñar su dibujo a su mamá, el estetoscopio de Doc comienza a brillar y sus juguetes cobran vida. Glo-Bo, el muñeco de Donny, saluda con sus seis brazos a Chillón, el pez globo, a Surfista, a Volquete y, por último, a Tiritón, el muñeco de nieve. El abrazo a Tiritón ha sido tan fuerte que cree que le ha roto un hueso. Doc, la doctora juguetes, le asegura que los muñecos de nieve no tienen huesos. Sin embargo, Tiritón tiene manchas en su espalda y Doc decide hacerle un chequeo. Aquí comienza el caso de la "viruela misteriosa". 

Paqui, la hipopótama enfermera, entra en la consulta con más pacientes, todos ellos también con manchas azules. Lanitas, la oveja, quería abrazarles pero Doc pronto descubre que se puede contagiar por el contacto y así, comienza a investigar el origen de esta viruela y descubre que ... ¡Glo-Bo era el causante de esta enfermedad! Sin embargo, Glo-Bo no estaba enfermo sino manchado de pintura azul en sus múltiples manos. Al final, Doc lavó a todos sus juguetes y las manchas desparecieron. 

"Doc tiene una pregunta para ti:
-¿Te has lavado las manos hoy?"



Este divertido cuento pertenece a la Colección Pequecuentos de Disney. Se trata de una colección de libros de cartón de pequeño tamaño, ideales para las manos más chiquitinas y para poder llevar a cualquier parte y leer en cualquier momento. No tienen mucho texto y sus ilustraciones están llenas de color. Por supuesto, son muchos los títulos que dan forma a esta colección y todos ellos hacen referencia a series de dibujos animados y películas infantiles del mágico mundo de Disney. 

A nosotrxs, en nuestra búsqueda de referentes negrxs, nos interesan además los títulos de Tiana y el sapo y Vaiana. Pronto os los enseñaremos. 

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.



domingo, 30 de julio de 2017

Soy Leyendón

"Siempre me ha gustado esta ciudad. Tiene todo lo que puedes necesitar: cines, teatros, zombis... Sobre todo, mogollón de zombis".


Si algo tienen las vacaciones de verano es que las lecturas en nuestra casa aumentan, cambian y se disfrutan más porque tenemos menos obligaciones y más tiempo para dedicarnos a este placer. Mi hijo es un buen lector y el cómic se ha convertido en uno de sus formatos favoritos. Si los clásicos Mortadelo y Filemón de F. Ibáñez nos regalan minutos casi diarios de risas y entretenimiento, otros protagonistas de comics más actuales como Super Patata o algunos de la colección de los cabezones de Enrique V. Vegas han empezado a entrar con éxito en nuestro hogar. 

De estos cabezones, hoy compartimos con vosotrxs Soy Leyendón. Se trata de una versión paródica de la película de éxito Soy Leyenda, cuyo protagonista es el actor norteamericano Will Smith. Evidentemente, mi hijo que tiene ocho años no ha visionado la película. Por la contra, nosotrxs sí lo hemos hecho. Sin embargo, el pequeño se ha reído muchísimo con este comic, sin que su inocente lectura estuviese condicionada con las imágenes y argumento de la propia película.


Para lxs que hemos disfrutado del film, leer este comic nos hace pasar un rato divertido. Encontraremos distintos detalles que hacen simpáticos e inteligentes guiños a otras películas americanas o series televisivas. El autor de Soy Leyendón consigue con buen humor desmontar nuestra visión de este film en el que el terror y la sensación de soledad del protagonista recorren todo su guión. Ahora, cada momento cinematográfico de pesadilla se convierte en nuestro comic en diversión y disfrute para el protagonista cabezón. Os lo recomendamos, sin lugar a dudas.


Este cómic es una publicación de la Línea Siurell para T. Dolmen Editorial. Tanto el guión como el dibujo pertenece al ya mencionado Enrique V. Vegas

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


jueves, 27 de julio de 2017

¡Pelo Malo No Existe!

"Hay pelo crespo. Hay pelo lacio. ¡Pero pelo malo, no existe!
Hay pelo corto. Hay pelo largo. ¡Pero pelo malo, no existe!".



A mi hija le encanta dormirse tocándome el pelo y, siendo tan chiquitita como es, ya nota la diferencia entre el suyo y el mío. La piel negra y el pelo afro requieren de un cuidado especial y un valor tal que como madre de dos hijxs negrxs tengo la responsabilidad de conocer y transmitir. Todo esfuerzo es necesario para que ellxs se sientan orgullosxs de su identidad en una sociedad donde el canon de belleza dominante es la piel blanca y el cabello liso.


Este cuento es una herramienta muy útil de empoderamiento. Su lectura es amena, sencilla y sirve para cuidar de la autoestima de las niñas negras por el significado que transmite de respeto a los diferentes tipos de cabello sin olvidar el poder y aceptación del suyo propio. El pelo afro es extraordinario y no es un "pelo malo".  

Como podréis apreciar en las fotos, el texto está en inglés y en español. La traducción en español puede resultarnos un poco extraña pero se entiende perfectamente y sus preciosas y divertidas ilustraciones compensan toda esa extrañeza, además de servirnos para aprender inglés, claro está.


Al final del cuento, hay un apartado para realizar unas actividades de dibujo que harán la delicias de las más pequeñas. Además, cierra el libro con la explicación de el porqué de su creación por parte de la autora y unas dedicatorias tanto de ella como de la ilustradora. Con este libro, se pretende celebrar la diversidad.

Podemos disfrutar de este cuento, que es una autopublicación, gracias a su autora Sulma Arzu-Brown. Las ilustraciones pertenecen a Isidra Sabio.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...