jueves, 10 de noviembre de 2016

Lila y el secreto de la lluvia

"Lila vivía en una pequeña aldea de Kenia en la que el sol caía como un manto de fuego desde hacía mucho, mucho tiempo".


Y llegó la lluvia a nuestro hogar tras semanas en las que el otoño no parecía otoño, sino verano. Ahora sí, disfrutamos de un clima acorde con las épocas del año en las que nos encontramos y eso siempre es una alegría. Llegó la lluvia, el frío y también nosotros retomamos lentamente, tras una breve parada, este especial espacio familiar. 

Lila y el secreto de la lluvia es un cuento lleno de magia y esperanza, delicado y bello, tal y como apreciamos en sus ilustraciones y en la sencillez de su texto. En él, una pequeña niña, aún en su corta edad, es consciente de que la falta de agua está llevando lentamente a su aldea a la desaparición. Recoger la leña, ordeñar las vacas, cuidar de las cosechas se han convertido en tareas complicadas a las que se suma la desgracia de un pozo que se ha secado. Lila, en su inocencia, desea fuertemente que se apague el sol.

Este cuento creo que está ya descatalogado, lo cual es una pena. 


Durante un atardecer, su abuelo le cuenta que cuando él era pequeño en una ocasión llegó un hombre a la aldea que conocía el secreto de la lluvia :"Para que llueva -le dijo- hay que subir a la montaña más alta, hablarle al cielo y contarle algo muy triste, y entonces el cielo llorará".

Decidida, Lila emprende camino hacia una inmensa montaña. Una vez en su cima, comienza a contarle todas las cosas tristes que ella conocía como cuando su hermano se hirió en la pierna persiguiendo una gallina o cuando ella misma se había quemado ayudando a cocinar a su madre. Nada acontece y Lila rompe a llorar y recuerda el motivo por el que ha llegado hasta allí: "(...) la aldea se muere bajo el sol...".



De pronto, las cosas cambian a su alrededor: el viento se levanta, las nubes se unen para tapar el sol, el cielo comienza a llorar. La aldea baila y canta y Lila y el abuelo sonríen cómplices de saber cuál es el secreto de la lluvia. 

Podemos disfrutar de este precioso cuento, escrito por David Conway e ilustrado por Jude Daly, gracias a RBA Libros Serres.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


2 comentarios:

  1. Este cuento tendrían que leerlo muchos niños, que los padres les hacen creer que la lkuvia es molestosa pero es una necesidad. Muchos sufren la sequia y no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos lamentablemente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es! Muchas gracias por venir a verme! Biquiños <3

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...