lunes, 26 de octubre de 2015

O beijo da palavrinha

"Era uma vez uma menina que nunca vira o mar. Chamava-se Maria Poeirinha".



El verano pasado tuvimos la oportunidad de disfrutar de la mágica ciudad de Oporto en nuestro país vecino, Portugal. Visita obligada era pasar por la que es considerada una de las librerías más bellas del mundo, la Librería Lello, situada en el casco histórico de la ciudad en un magnífico edificio neogótico de los primordios del S.XX. Desde 1906, esta librería fue ya casa de las letras y las artes, fuente de inspiración de famosos escritores, lugar de tertulias y espectáculos y tranquila biblioteca para muchos lectores.


Evidentemente, como imaginaréis, además de disfrutar de sus preciosas escaleras, su carrito de madera, estanterías llenas de verdaderos tesoros y de los bustos de bronce de los guardianes y fundadores de este magnífico lugar, sin rebuscar demasiado, me enamoré del cuento del que hoy os hablo y se vino a casa. Espero que os guste. 


Siendo gallega, leer en portugués no supone demasiada complicación. El cuento es triste. Muy triste. Pero es una tristeza arropada de tanta belleza que llena el corazón de esperanza, de sueños que pueden cumplirse a través de los sueños y del poder de las palabras. 

María vivía con su pobre familia pobre en una aldea del interior. Nadie de su familia había visto nunca el mar. María enfermó y su tío Jaime aseguraba que sólo el mar, que ella nunca viera, la podría curar. Pero María estaba débil y no podía viajar así a la costa para su sanación. 

María no llega a ver el mar, pero aún así lo acaricia a través de la palabra "mar" que su pequeño hermano "deprovido de juízo" escribe para ella. María mejora al sentir cada letra bajo sus dedos: la m hecha de olas, la a de una gaviota posada sobre sí misma, acurrucada por la fría brisa ,y la r de la roca, dura, rugosa y con ásperas aristas. Y María muere besada por una palabra.


Los finales tristes no suelen ser del gusto de todos y, sin embargo, este precioso libro ilustrado me ha cautivado por su más completa magia. La narración es sencilla y ágil y viene acompañada de unas bellísimas ilustraciones cuyo colorido nos transporta a África, continente del que, como sabéis, estoy profundamente enamorada.

Si os apetece leer el cuento entero, podéis hacerlo AQUÍ

Podemos disfrutar de este cuento, escrito por Mia Couto e ilustrado por Danuta Wojciechowska, gracias a la Editorial Caminho.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.








2 comentarios:

  1. Qué ilustraciones más bonitas Vero!!! Y menuda librería, yo quiero irrrrr!!! Para perderse y que nadie te encuentre jejeje! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Judith! La librería es una pasada de linda, anímate si tienes la oportunidad :)
      Biquiños!!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...