martes, 14 de febrero de 2017

Un poema en la barriga

"Babalú hacía días que no sonreía. Babalú hacía días que no jugaba".



Cuando la pérdida de un ser querido se cruza en nuestra vida, son muchos los sentimientos que nos remueven y descolocan. Cuando es un niñx el que la sufre, poder ayudarle a expresar lo que siente y hacerle sentir acompañadx y queridx es una buena manera de que crezca sanamente en su duelo.  

El protagonista de esta historia es Babalú, un niño de aproximadamente seis años que no se siente bien: no habla, no juega y nadie sabe por qué. Su profesora intenta averiguarlo y juntos descubren que lo que le pasa a Babalú es que está triste. Su abuelo ha muerto y él no sabe cómo expresar su tristeza. Tras un intenso dolor de barriga, Babalú expulsa de sí un poema, uno que ha escrito para su abuelo y que decide compartir con sus compañeros de clase. Los sentimientos de solidaridad y de amistad de su profesora y sus compañeros harán que Babalú se sienta mejor y que entienda que, por medio de la poesía, siempre podrá llevar a su abuelo en el corazón.



A lo largo de la lectura de este cuento, sentimos la tristeza de la ausencia, sentimos la ternura entre dos personas que se quieren incondicionalmente, sentimos la dulzura y buen hacer de la maestra de Babalú y sentimos la empatía y amistad de sus compañerxs de clase. Nos gusta asimismo descubrir que el dibujo y la poesía se ofrecen en la escuela como maravillosos canales de expresión de nuestras emociones y que ante una situación delicada como es la tristeza de Babalú la rutina escolar se puede interrumpir para tratar lo más importante: los sentimientos de un alumnx. 

Babalú lee y comparte el poema con su clase y en el aula se hizo un silencio de atardecer invernal. Entonces, dice la maestra: "-Haremos una cosa: si Babalú nos deja, podemos mirar el poema a través del caleidoscopio de la biblioteca".


El caleidoscopio de la biblioteca es un instrumento delicado y sólo se puede utilizar en casos de extrema necesidad. Cada compañerx de Babalú mirará su poema a través de este especial y mágico aparato y cada unx de ellxs contará lo que ve, lo que siente, acercándose así al corazón de Babalú: "Babalú siempre podrá encontrar a su abuelo dentro del poema".


Podemos disfrutar de este precioso cuento, escrito por Eulàlia Canal y bellamente ilustrado por Ulises Wensell, gracias a Oxford University Press. El cuento se incluye en el plan El árbol de la lectura recomendado a niñxs de entre los 6 y 11 años.

Seguiremos en Mis Cuentos Cuentan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...